lunes, 4 de junio de 2012

La frase de la semana

Vivió el gran período de la Francia romántica y revolucionaria posterior a la Ilustración. Fue un monárquico en tiempos de impulso republicano, aunque su trayectoria política, intensa y comprometida, tuvo momentos más liberales y constitucionalistas que otros, siempre dentro del monarquismo. Con Napoleón la relación pasó de la complicidad a la franca antipatía. Al final de su vida, fue perdiendo el favor real por sus discrepancias con los herederos del trono de Francia. Durante cuarenta años escribió la que habría de ser su obra cumbre, la que hoy mantiene un vigor liteario intacto. Él no llegó a conocerla publicada, su mismo título da la clave: Memorias de ultratumba. Se llamó François-René, vizconde de Chateaubriand, o simplemente Chataubriand para sus lectores. Nació en Saint-Malo, Bretaña, 4 de septiembre de 1768, en el seno de una familia de la vieja nobleza bretona y murió en París, 4 de julio de 1848.

La justicia es el pan del pueblo; siempre está hambriento de ella.

0 comentarios:

Publicar un comentario