martes, 10 de enero de 2012


Hoy la frase de la semana gira en torno a esa antítesis en que se desarrolla la vida humana, sus temores y esperanzas, sus satisfacciones y  arrepentimientos. Le corresponde a uno de los mayores genios militares de la historia, una mente lúcida, aunque no del gusto de todos. Tuvo tantos admiradores como detractores, pero consolidó parte de lo que hoy conocemos como cultura política occidental. Nos referimos a Napoleón Bonaparte. Respecto de su época dijo algo que parece expresamente pensado para la nuestra. Para hoy mismo: 

Es injusto que una generación sea comprometida por la precedente. Hay que encontrar un modo de preservar a las venideras de la avaricia o inhabilidad de las presentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario