jueves, 14 de marzo de 2013

Premio Concurso de Cartas de Amor otorgado por
 el profesorado  para la etapa de la ESO
el alumnado para el segundo ciclo de la ESO



     Nunca se me dio bien escribir, tengo muchas faltas de ortografía y con frecuencia confundo las palabras, me cuesta expresar mis sentimientos y jamás le di valor a las cartas, ni siquiera sé como empezarlas... Siempre he pensado que las palabras bonitas, las de amor, aquellas que se dicen los enamorados, solo tienen cabida en los comienzos, en las despedidas y las disculpas falsas, y quizá por ello pienses que si ahora te escribo es solo por este miedo a perderte... y quizá tengas razón.
     Salir con alguien especial es algo con lo que soñé desde que tengo uso de razón. Poder pensar en una sola persona durante cada minuto del día, deseando saber de ella al levantarte y verle ya en tu mente, conectarte y comprobar que está completamente dentro de tu vida. Es el mejor sentimiento que podemos tener en nuestra existencia, y lo he podido vivir gracias a ti.
     No es fácil pensar que se acabó. Que los momentos vividos con sus miradas y caricias correspondientes y sus sonrisas espontáneas no volverán, que las emociones que salieron a flote en un determinado momento no volverán, aceptarlo no es fácil, pero es así y en eso estamos de acuerdo. No digo que sea lo último que voy a sentir, pero que nada será igual es un hecho.
     Y es que, día tras día, trato de convencerme a mí misma de que tengo que dejarte a un lado, dejarte a atrás. Olvidar todos esos momentos compartidos, esos recuerdos que me hacen tanto y tanto daño. Cuando llevo parte del día sin pensar en ti, intentándolo al menos, algo viene a mí y me hace volver a ti, un perfume por el pasillo, una camisa en otro, un lugar, una canción o incluso risas parecidas. Si pudiera metería cada uno de esos recuerdos en una botella de cristal y las tiraría al mar. Que las corrientes decidieran un paradero fijo. Un viaje de ida, sin vuelta atrás.
      Pero la verdad es que no puedo hacerlo, porque te sigo queriendo, porque busco tu mirada, porque cada día que pasa te extraño más y porque no me hago a la idea de una vida sin ti.
Te quiero.

 Lucía Placeres Chaparro 4º ESO A 
  
 Ilustración del Banco de Imágenes del Ministerio de Educación

0 comentarios:

Publicar un comentario