miércoles, 8 de enero de 2014

Bajarse al moro


Estas son las opiniones de los alumnos de 3º de diversificación acerca de la la obra leída en clase (una hora semanal dedicada a la lectura) Bajarse al moro

DAVID. Me ha gustado mucho porque el libro está muy bien escrito y nos enseña a los jóvenes de ahora como va a ser la vida cuando vayamos avanzando, a pesar de ser un libro escrito en los años 80.
Yo he tenido el papel de Jaimito, un chaval fumador habitual de porros, que hacia sandalias. Era un chaval que para mí que no sabía nada pero se fue dando cuenta a lo largo del libro de muchas cosas. Defendió a sus compañeros cuando les intentaron quitar la droga con la pistola de su amigo Alberto y este le quitó la pistola y le pego un tiro sin querer. A lo largo ya de lo que quedaba de libro intentó ayudar a Chusa que era su prima y ala cual cogieron cuando regresaba del el moro de pillar hierba. Y no la dejaron ver. Le pidió a Alberto que lo ayudase pero su amigo Alberto se fue con Elena (a la que Chusa encontró por ahí en la calle y a la que ayudó) y los dejaron plantados en todo.
Cuando salió la Chusa llegó y no vio a ninguno de los dos entonces le dijo a Jaimito que estaba embaraza de Alberto. Jaimito dijo que cuidaría del bebé entre los dos.

Este libro me ha abierto mucho los ojos para la vida porque hay amigos que no siempre van a estar en todo contigo y muchas veces te traicionan.
Se lo recomiendo a todos los chavales de nuestra edad y más grandes que nosotros y a todo tipo de público.

ÁNGEL. Es un libro interesante. A mí me ha gustado y me ha entretenido mucho. Me lo he pasado genial con mis compañeros de clase leyéndolo.
Lo que más me ha decepcionado ha sido el comportamiento de Alberto porque deja a sus amigos “tirados” cuando estos necesitan ayuda.
Elena, otro de los personajes, también da de lado a Chusa a pesar de que esta la recogiera. Por todo, el personaje que más me ha gustado ha sido Chusa.
En definitiva, me ha encantado y me he enterado muy bien de todo.

MARTA. Mientras leíamos yo era Elena, la chica mimada, y la más pija, por decirlo de alguna manera, que se escapó de casa por una riña con su madre. Esta la busca por todos sitios y hasta pone fotos de ella en el periódico.
Elena conoce a Chusa, una tía muy maja, pero que es una traficante. Chusa la lleva a su casa con sus amigos. Allí, su primo Jaimito, que no quería líos con Elena y no la aceptaba mucho, se acaba enamorando de ella. Y hay otro más en la casa, Alberto, un policía corrupto, de muy buen físico y del cual Chusa está enamorada.
Chusa le pide a Elena que la acompañe a bajarse al moro a buscar droga, pero al final, esta se echa para atrás y Chusa se va sola.
En ese tiempo Elena y Alberto se enamoran y la madre de él está encantada con este noviazgo porque así puede alejarse de la vida que lleva con sus amigos y compañeros de piso.
A Chusa la pilla la policía en el viaje y Alberto no la ayuda ni hace nada por ella y está a punto de irse a vivir con Elena.
El libro termina con que Chusa está esperando un hijo ( de Alberto, claro) su primo Jaimito que tenga ese hijo, ¿por qué no?
Elena traicionó a Chusa por Alberto y Chusa pues se quedó con el primo y el hijo, si lo tiene.

La obra te enseña a que tengas cuidado con algunas personas, que parecen una cosa y luego son otra.

0 comentarios:

Publicar un comentario