sábado, 7 de junio de 2014

La frase del "mes". OVIDIO.

Grabado con supuesto retrato del poeta Ovidio coronado de laurel. Fuente: los filologos.com
Publio OVIDIO Nasón (Publius Ovidius Naso) nació en Sulmona (región de los Abruzos, en Italia) el 20 de marzo de 43 a.C., y falleció en el destierro en Tomos (actual Constanza, en Rumania) hacia 17 d.C. Prolífico poeta latino, continuador y perfeccionador de la tradición elegíaca y uno de los clásicos que más influjo ha ejercido en la literatura posterior. Cursó en Roma estudios de retórica que luego amplió en Grecia y Asia Menor. Interrumpió pronto su carrera política para, con el apoyo de la fortuna familiar, asentarse en Roma y dedicarse por entero a la poesía. Fue en Roma donde cosecharía sus mayores éxitos poéticos entre 20 y 8 a.C.; a partir de esta fecha, y por motivos aún hoy difíciles de precisar (él sólo apunta un poema -carmen- y un error -tal vez el haber presenciado algún escándalo de la familia imperial-), Ovidio incurrió en la ira del emperador Augusto, que decretó su destierro al confín del Imperio Romano, a las frías orillas del Ponto (actual Mar Negro); allí, la población fronteriza de Tomos o Tomis (hoy la litoral y muy turística ciudad rumana de Constanza) fue testigo de sus últimos días, pues de este destierro ya no pudo Ovidio regresar ni aun después de la muerte de Augusto.
Perspectiva actual de la ciudad costera de Constanza (Rumania), la antigua Tomos en que estuvo desterrado Ovidio. Fuente: viajes.es

 La obra poética de Ovidio suele dividirse en tres bloques, atendiendo a la cronología y a la temática de sus creaciones:
1. POEMAS ERÓTICOS DE JUVENTUD: Amores ("Los amores", colección de elegías amorosas), Ars Amatoria ("El arte de amar", manual desenfadado sobre amor y sexo), Remedia amoris ("Remedios contra el amor", secuela del anterior), Heroidas (cartas amorosas de heroínas mitológicas: Penélope a Ulises, Dido a Eneas etc.).
Edición crítica del texto original latino del Ars Amatoria o Arte de amar. Fuente: culturaclasica.com
2. OBRAS MAESTRAS: Fasti ("Los Fastos", descripción poética del calendario festivo romano, dedicada al emperador Augusto), Metamorphoses ("Las Metamorfosis", larga compilación de leyendas mitológicas sobre transformaciones, como la muy célebre de la ninfa Dafne, transformada en laurel al ser acosada por el dios Apolo). Estas obras, aparte de su maestría formal, constituyen una de las principales fuentes para el conocimiento del mundo religioso romano y de los mitos greco-latinos.
Apolo y Dafne, obra maestra del escultor barroco italiano Gian Lorenzo Bernini. Fuente: materialesdelengua.org
3. CARTAS DE QUEJAS DESDE EL EXILIO: Tristia ("Las tristes", o "La adversidad"), Epistulae ex Ponto ("Cartas desde el Ponto"). Ambas obras reflejan a cada paso la amargura de un Ovidio desterrado y desengañado.

Tramos hoy a esta sección un pensamiento expresado en verso perteneciente a esta su última etapa del destierro, concretamente a las Tristia, y que supone una reflexión sobre la naturaleza inconstante de los afectos humanos; dice así:
Donec eris felix, multos numerabis amicos.
Tempora si fuerint nubila, solus eris!
[Tristia I. 9, 5-6].
Que traducimos así:
Mientras seas feliz, tendrás muchos amigos.
 Si los tiempos se vuelven difíciles, te verás solo.
Ovidio se lamenta de que, con la fortuna en contra -tal y como le sucedió a él mismo al ser desterrado-, no se puede confiar en los amigos, pues los amigos, que parecen ser muchos cuando las cosas nos van bien, desaparecen cuando se presentan las dificultades. Pero este pensamiento de tinte pesimista, propio de la situación apurada del poeta cuando lo formuló, podemos y queremos considerarlo desde una visión positiva: aunque poco frecuente, la amistad fiable y verdadera existe, y no todos los amigos son falsos, ni desleales en la adversidad; como otro poeta latino, Ennio, había escrito casi dos siglos antes: Amicus certus in re incerta cernitur, esto es: al amigo seguro se le reconoce en las situaciones inseguras.

0 comentarios:

Publicar un comentario