Páginas en menú

miércoles, 28 de octubre de 2020

Louise Glück gana el premio Nobel de Literatura 2020

 PARÁBOLA DE LA BESTIA

El gato circula por la cocina

con el pájaro muerto,

su nueva posesión.

 

Alguien debería debatir sobre

ética con el gato, mientras investiga

el asunto ese del pájaro cojo:

 

en esta casa

no experimentamos

la voluntad así.

 

Dile eso al animal,

sus dientes ya hincados

en la carne de otro animal.

El  poema pertenece a Meadowland .

La Academia Sueca premia a una poeta de lo cotidiano, que desmenuza sus sentimientos y la vida sencilla. Se  le concedió «por su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, hace universal la existencia individual».


Profesora de inglés en la universidad de Yale y galardonada con varios reconocimientos de prestigio, entre ellos el Pulitzer por El iris salvaje (1992), el National Book Award por Faithful and Virtuous Night (2014), ha publicado 12 libros de poemas.

Louise Glück no tuvo una infancia feliz, tampoco lo fue su adolescencia. Al acoso escolar se le añadía la presencia opresiva y asfixiante de su madre y los trastornos alimenticios que sufrió, que la llevaron a estar siete años en tratamiento psiquiátrico. Si el mundo clásico le ofreció las imágenes universales para saberse contar, fue el psicoanálisis el que le mostró el camino para pensar el yo, para entender aquellas nociones que habían sido un shock para ella, como la mortalidad, que descubrió de niña.


Con el tema del paso del tiempo, el dolor, la desilusión, el trauma y el desamor, hablando de su hermano, su padre o su marido habla de nosotros porque Louise Glück tiene esa capacidad de universalización que define a los poetas grandes.



«Al final del sufrimiento /me esperaba una puerta»



 «Simplemente supimos que no es propio de la naturaleza humana amar sólo aquello que nos devuelve amor».

0 comentarios:

Publicar un comentario